LAS ANTROPÓLOGAS DE EL MOZOTE. Video-entrevista

De izquierda a derecha: Silvana Turner, Mercedes Doretti y Patricia Bernardi.

Esta publicación de hoy es una especie de segunda parte del documental El Mozote nunca más.

Entre los años 1992 y 2004 el Equipo Argentino de Antropología Forense realizó la exhumación de los cadáveres de la Masacre de El Mozote (ocurrida el 10, 11 y 12 de diciembre de 1981), Morazán, El Salvador, en la América Central.

En este año 2018 se ha iniciado el juicio de los culpables.

No pude contener las lágrimas al ver esta entrevista, realizada por la Revista Factum.

No entiendo cómo se puede caer hasta el fondo de una sucia fosa carente de ética y moral, tener tanta falta de respeto por la vida y asesinar a sangre fría a tal cantidad de personas indefensas.

Gracias, Patricia Bernardi, Mercedes Doretti y Silvana Turner por su trabajo, por ayudar a revelar toda la verdad. Gracias también a quienes gestionaron su venida a El Salvador. Gracias Revista Factum.

LAS ANTROPÓLOGAS DE EL MOZOTE

En YouTube

Para quienes no puedan hacer correr el video aquí en mi blog, lo pueden hace aquí.

***

De izquierda a derecha: Mercedes Doretti, Silvana Turner y Patricia Bernardi

 

LAS ANTROPÓLOGAS DE EL MOZOTE

En Facebook

***

IGLESIAS

Iglesia de Suchitoto 1

Iglesia Santa Lucía de Suchitoto.

Siempre me han interesado las iglesias de las ciudades que visito por su belleza arquitectónica, su valor histórico y su imponente apariencia. Realmente son imprecionantes. Soy adicto a fotografiarlas.

Pero no olvido que estos hermosos monumentos religiosos fueron hechos a la base de la esclavitud y la explotación inhumana de los indígenas americanos.

Iglesia de Victoria, Cabañas.

Iglesia de Dolores, Cabañas.

La historia de conquista, especialmente de España y Portugal, sobre Latinoamérica, es una historia de sangre y violencia. En la mezcla de razas, en el nacimiento de los mestizos, se produjo una nueva manera de ver el mundo, pero fue en muchos casos una forma dolorosa y teñida de pobreza.

Antigua iglesia de Apastepeque, San Vicente, dañada por los terremotos de 2001. (Fotografía tomada en el 2009).

En pocos países, como Argentina por ejemplo, el mestizaje no fue tan importante, porque su formación como país se basó principalmente en la inmigración de europeos. Por lo tanto la realidad social y psicológica allá tuvo otro rumbo un poco diferente al de países como El Salvador.

Fotografías (arriba y abajo): Iglesia de Atiquizaya, Ahuachapán. (Dañada por los terremotos de 2001. Fotografías tomadas en el 2010).

En todo ese proceso histórico de conquista  y esclavitud, la Iglesia Católica jugó un papel muy importante como instrumento ideológico de dominación.

Iglesia del Pilar, en San Vicente.

Sin embargo, el hecho histórico de la iglesia y su papel en la sociedad, no fue del todo  malo, y hay que estar conscientes que ha habido sacerdotes verdaderamente comprometidos con hacer el bien a las personas, como en el caso de algunos que con sinceridad han suministrado  valores de amor y solidaridad.

Sin embargo, viniéndonos más al presente, los casos de pedofilia descubiertos a la luz pública, consentidos u ocultados por los altos dirigentes de la Iglesia Católica, es una mancha que no se ha podido limpiar totalmente desde el Vaticano.

(En las iglesias protestantes también se han visto casos de abuso sexual como, por ejemplo, el reciente caso del pastor brasileño que decía a sus feligreses femeninas que su pene había sido bendecido por Jesucristo: http://www.noticiasperu-hoy.pe/pastor-daba-bendicion-con-su-pene-a-devotas-cristianas-en-brasil )

Catedral de San Vicente.

Iglesia de Guacotecti, Cabañas.

Ahora bien, la promesa de alcanzar el cielo después de la muerte es un punto que puede aliviar en muchos la ansiedad y el temor de abandonar la respiración. También les ofrece la satisfacción de una justicia que no se consigue en vida. Esto puede ser bueno para quien lo crea de corazón y consiga con eso conformidad y tranquilidad en su existencia. (Aún así me parece negativo.)

Pero también se puede ser más directo y ver todo esto desde otro punto de vista, es decir, como una gran mentira (piadosa unas veces, manipuladora otras), una farsa que sólo sirve para quienes quieren vivir creyendo fantasías.

Otros seres humanos, por el contrario, prefieren la verdad de la ciencia, el amor y el respeto hacia la gente, y la convicción de que nada es eterno.

Lo mejor, a mi manera de pensar, es vivir disfrutando de mirar las iglesias, sin amargura, sin rencores, pero tampoco sin olvidar la historia y las implicaciones socio-económicas y psicológicas que la religión provoca en la sociedad a través de ellas.

Texto y fotografías:

Óscar Perdomo León

Artículos relacionados:
“DIOS ES UN CONCEPTO CON EL CUAL MEDIMOS NUESTRO DOLOR”. Fanatismo religioso.
INTOLERANCIA, ATEÍSMO Y RELIGIÓN
SALIR DEL CLOSET. Ateos.