UN POCO DE URBANIDAD NO CUESTA NADA

Mientras en nuestro país hay problemas tan grandes como la pobreza, la baja educación, la violencia y la falta de justicia, quizás el tema del que les voy a hablar hoy les puede sonar superfluo; pero en realidad no lo es.

Me pasaron recientemente varias experiencias poco gratas. Contaré dos de ellas. No mencionaré los nombres de los involucrados ni de la empresa; esos detalles no son importantes aquí, sino el tema.

1-Invité a una persona (y a una amiga de ella) a participar en un video musical y quedó de contestarme por la noche. Eso fue hace veintiséis días. Aún no me ha dado una respuesta. O en realidad sí, de una manera tácita.

Me pregunto, ¿en todo este tiempo que ha pasado, esa persona no ha tenido un minuto para escribirme un par de líneas para decir que no puede o que no está interesada en hacer el videoclip?

2-Solicité ayuda a una pequeña empresa para realizar un trabajo. Y cuando íbamos a medias en el proyecto, el dueño se mostró molesto y muy poco colaborador. Me fui entonces, pero quedaron en avisarme cuando podían volver a atenderme. Y aún espero su llamada. Eso fue hace veinticinco días.

¿No debería esa pequeña empresa tratar bien a sus clientes e intentar terminar el trabajo pendiente?

***

Damos un trato especial a nuestros seres queridos y eso es natural.

Pero si en las relaciones diarias entre personas no cercanas no hay amor ni verdadera amistad, lo más importante y urbano para la sana convivencia es tener, al menos, un poco de responsabilidad y cortesía.

Escrito por

Óscar Perdomo León

***

BREVE APRECIACIÓN SOBRE LA CANCIÓN

collage-2016-10-28

La canción es, en varios sentidos, una especie de fotografía. Es un momento congelado. Son sentimientos y pensamientos plasmados en un estático lienzo.

Las canciones son también figuras de un contexto geográfico e histórico. Todas nos revelan, de alguna manera, el entorno social y cultural, casi de una manera fidedigna, de quien las ha escrito e interpretado.

Las canciones, por otro lado, son como hijas. Muchas veces son engendradas y concebidas con amor.

Alimentadas, instruidas y desarrolladas a nuestra manera, en medio de carencias de un lado y abundancias de otro, llega el momento en que las canciones muestran su rostro transparente y sonrosado. Y ya nacidas, en nuestros brazos, las amamos.

Y al mismo tiempo, no todos se alegran de verlas y escucharlas.

Algunas vuelan en el recuerdo y gusto de los oyentes, y otras no. Pero por muy desconocidas que sean, cada canción tiene su oyente, aunque sea tan solo uno, pero lo tiene.

Quizás aquí sería conveniente hacer una pausa para ver la definición de la palabra canción.

“Una canción es una composición musical para la voz humana, con letra, y comúnmente acompañada por otros instrumentos musicales. Normalmente es interpretada por un único vocalista, pero también puede ser cantada por un dueto, trío o más voces. La letra de las canciones es habitualmente de naturaleza poética y con rima, aunque pueden ser versículos religiosos o prosa libre. Existen diversos tipos de canciones que se pueden clasificar según distintos criterios. Una división típica es entre canto lírico, canción folclórica y canción popular. En ocasiones, aunque es incorrecto, la palabra canción es usada coloquialmente para referirse a cualquier composición musical no muy extensa, incluyendo aquellas sin canto, de carácter instrumental. Sigue leyendo

EL NOBEL PARA LA CANCIÓN

bob-dylan

Todos quedamos un poco desconcertados al enterarnos que el Premio Nobel de Literatura de este año 2016 se lo dieran al cantautor Bob Dylan (cuyo verdadero nombre es Robert Allen Zimmerman (USA, 24 de mayo de 1945), no porque se dude de su calidad como creador de obras de arte muy originales, sino porque nunca antes en la historia de tan prestigioso premio se le había otorgado a un músico.

Para los purista de la literatura, esto ha sido como una especie de blasfemia, de afrenta a los libros. Me he dado cuenta que “los literatos” tienden a menospreciar una letra de canción aunque tenga un nivel de buen poema, sólo porque lleva música.

Karina Sainz Borgo escribió: “El problema no es Bob Dylan, el problema es el lugar exagerado que se le ha hecho ocupar para quitarle el suyo a Philip Roth, uno de los mayores exponentes de la Gran Novela Americana, aparcado y ninguneado por una Academia Sueca que no quiere problemas, que prefiere premiar sin gluten, sin ofender a nadie, reafirmándose en lo obvio, en lo que no genera polémicas. Que Dylan sea un genio no es algo en discusión. El debate de fondo es que, siendo ya momento de un Nobel  de Literatura para Estados Unidos, el jurado de los Nobel no quiso quemarse las manos con una obra como la de Roth: incómoda, procaz y brutal. Era mejor la dulce rebeldíabeatnick de Dylan; era más segura.”

Pero el hecho es que el premio se lo han dado a Dylan por poeta, no por músico. Se lo dieron “por crear nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición musical estadounidense”. Me parece a mí que es como un espaldarazo a la cultura popular, a las palabras bien escritas acompañadas de música. Sigue leyendo

EL SALVADOR, UN PAÍS INGRATO

el-salvador-un-pais-ingrato

El Salvador es un país ingrato. Premia a los ladrones y castiga a la gente honrada.

Este país, que tiene una larga historia de dictaduras y una reciente guerra civil, sangrientas ambas, no ha avanzado nada en lo esencial, es decir, en el campo de la justicia social.

ACLARACIÓN OBLIGATORIA. La justicia social implica muchas cosas, pero una de las principales es que la gente tenga acceso a un trabajo con un sueldo digno (ya es bien sabido por todos que el sueldo mínimo en El Salvador no logra cubrir la canasta básica de alimentos).

La gente se sigue yendo de aquí para el extranjero (especialmente para Estados Unidos) todos los días y en grandes oleadas.

Y eso tiene muchas causas, por supuesto; una de ellas es, como ya escribí arriba, la cuestión económica; pero también hay una cosa que impide que este país sea más humano y feliz: la educación.

La educación ha sido severamente descuidada por mucho tiempo. La ignorancia crece con fuerza y los valores morales se van desmoronando con cada generación que viene.

Y de esta degradación educativa no sólo son culpables nuestros gobernantes, ni sólo son responsables los multimillonarios que dirigen de una manera muy egoísta a El Salvador. También nosotros, los ciudadanos comunes y corrientes, cometemos faltas y somos artífices de esta dualidad de infierno-paraíso en el que vivimos. Sigue leyendo

BELLEZA EN EL DOLOR. Viernes 3 a.m.


CHARLY GARCÍA charly-garcia-deberias-saber-por-que

Cuando alguien siente que el dolor es insoportable y ya no tienen ningún motivo para vivir, recurre al suicidio. Es una verdadera tragedia cuando esa persona es muy joven. Sin embargo el suicidio es un derecho individual al que puede recurrir quien lo desee.

Por supuesto que quien ejerce ese derecho, debe estar consciente del daño que hará a sus parientes cercanos.

En el cuento «Utopía de un hombre que está cansado» Jorge Luis Borges conversa con un humano del futuro, quien le habla del suicidio:

“Cumplidos los cien años, el individuo puede prescindir del amor y de la amistad. Los males y la muerte involuntaria no lo amenazan. Ejerce alguna de las artes, la filosofía, las matemáticas o juega a un ajedrez solitario. Cuando quiere se mata. Dueño el hombre de su vida, lo es también de su muerte.” Sigue leyendo

COMEDIA Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN: la cura para la intolerancia

Albert Einstein ríe

«Gracias quiero dar…  por la felicidad de los otros…» (1)

Algunos magnifican o minimizan hechos o personas, otros se mofan de los defectos físicos o de las tonterías que hacen los políticos. Unos pocos usan con destreza la ironía. Son los comediantes que nos brindan felicidad.

Y si lo pensamos bien, a través de la comedia se pueden decir verdades amargas o jugar con pensamientos “sagrados e intocables”, sin que nadie salga herido, si la primera respuesta del oyente es una sonrisa o una carcajada. Sigue leyendo

MEDIDAS INICIALES CONTRA LA VIOLENCIA

San Salvador, iglesia Don Rúa. Óscar Perdomo León

Los cambios sociales y la profundización de la educación son muy importantes, a largo plazo, para convertirnos en una sociedad menos violenta. Pero de esos cambios no hablaré aquí. Seré breve y concreto.

Aquí sólo mencionaré algunas medidas iniciales que el gobierno salvadoreño debería implementar para combatir la violencia. Éstas no son definitivamente las únicas, pero en mi opinión son esenciales y pienso que no deberían posponerse. Sigue leyendo