SOMETHING. Cover en bajo. Una canción de Los Beatles

Paul McCartney y George Harrison

“Something” es una canción del álbum “Abbey road”, de Los Beatles, escrita y cantada por George Harrison.

Fue también el primer sencillo de Los Beatles que fue incluido en un álbum. Something era el lado A y en el lado B estaba “Come together”, y vio la luz un 30 de octubre de 1969.

Es interesante también decir que “Something” la empezó a componer Harrison en un piano, durante la grabación del “Álbum blanco”, en 1968. Y que luego se la dio a Joe Cocker, quien la grabó un año antes de que la grabaran Los Beatles.

Se cree que George hizo la canción pensando en la que era su esposa en ese entonces: Pattie Boyd, que por cierto aparece junto a él y los otros Beatles (y sus parejas sentimentales) en un  video de la canción. También se cree que Harrison pudo haber tomado la primera frase de una canción de James Taylor que se llamaba “Something in the way she moves”.

Pattie Boyd

Pattie y George.

Continue reading “SOMETHING. Cover en bajo. Una canción de Los Beatles”

SU ROSTRO SIEMPRE ESTUVO AHÍ

Lago de Ilopango 1

Ahora que lo he perdido

puedo ver en todas partes

las facies del amor.

Estuvo siempre ahí,  constante

y presente,

con su rostro inconfundible, pero vedado

para mis pupilas primitivas.

Su rostro estuvo en una

y en muchas mujeres.

Y en todas, como en la misteriosa, la efímera rosa,

en sus bocas

estaban presentes y camufladas

la espina y la sonrisa.

Ahora que he perdido a mi amor

me duele el recuerdo de las sonrisas

y de la piel me brota y gotea un líquido rojo y espeso:

las espinas me rayan profundo,

hasta la dermis,

para que la cicatriz se forme

como una memoria tangible,

como una prueba irrefutable del beso

y el amor

perdidos para siempre.

Y sin embargo,

abro los brazos al futuro

y recibo los nuevos ojos

y la nueva boca

(sensual como un pétalo)

para que retocen junto a mi rostro

que aún brilla

de esperanza.

***

Escrito por

Óscar Perdomo León

HE DICHO. Cortometraje documental sobre Rafael Mendoza Mayora

Los invito a mirar este pequeño video que hicimos, mi esposa y yo, con mucho entusiasmo y cariño, referente al poeta salvadoreño Rafael Mendoza Mayora (1943), alguien cuya literatura nos conmovió desde la primera vez que la leímos. Aunque 30 minutos son muy pocos para conocer a alguien, hemos tratado de mostrar al hombre, así como al poeta, su voz y algunos de sus pensamientos…

Podrán experimentar por momentos, además, una cierta dosis de intimidad, que creemos sabrán apreciar algunos.

Sin más preámbulos los dejamos con el corto HE DICHO.

Para quienes no puedan ver el video aquí en nuestro blog, lo pueden hacer aquí.

O también lo pueden ver en Vimeo.

Para quienes no puedan ver el video aquí en nuestro blog, lo pueden hacer acá.

OOO

Un documental de
ÉRIKA VALENCIA-PERDOMO
y ÓSCAR PERDOMO LEÓN.
*
HE DICHO  es un documental que toma el nombre de la Antología poética del salvadoreño RAFAEL MENDOZA MAYORA.
*
 Voces y guitarras interpretadas por
ÓSCAR PERDOMO LEÓN.
*
Música compuesta por
ÓSCAR PERDOMO LEÓN;
excepto “Esos locos bajitos” y “Aquellas pequeñas cosas” (de JOAN MANUEL SERRAT).
*
Agradecimientos sinceros para
RAFAEL MENDOZA, el viejo.
ZELMIRA LÓPEZ CAÑAS.
ARECIO DE LEÓN.
DANILO COLINDRES.
JENIFFER CAMPOS.
*
Caricaturas de la entrada gracias a
POWTOON.
*
Una producción de
LA ESQUINA DE ÉRIKA Y ÓSCAR
y
ÁRBOLESDEFUEGO.

Texto y fotografías:

Óscar Perdomo León

OOO

 El Salvador, en América Central.
2013.
Artículos relacionados:
QUERIDO HOMO SAPIENS. Un libro de Rafael Mendoza, El Viejo. | LA CASA DE ÓSCAR PERDOMO LEÓN
PRESENTACIÓN DEL LIBRO “QUERIDO HOMO SAPIENS”, de Rafael Mendoza Mayora. Fotorreportaje. | LA ESQUINA DE ÉRIKA Y ÓSCAR
RICARDO CASTRORRIVAS: “DESNÚDENSE ANTE EL ESPEJO, ESCRIBAN CON HONESTIDAD”. Fotorreportaje | LA CASA DE ÓSCAR PERDOMO LEÓN
FOTOGRAFIAR EL ARTE. La luz y la sombra. | LA CASA DE ÓSCAR PERDOMO LEÓN

A MI MANERA

(Hay un misterioso y sereno  placer en ver cómo la otra persona disfruta verdaderamente de una relación sexual. Y es un sistema totalmente complementario:    una persona se entrega  deliberadamente al placer y la otra se llena de determinación para hacerla feliz; y luego los papeles se invierten. A veces las vías corren en ambos sentidos.  Es la naturaleza humana. Es la sabiduría de la naturaleza.)

(No hay nada más placentero que caminar besando las colinas y los valles más estrogénicos, sentir el perfume de la piel, no importando el color, la tonalidad, sólo reconociendo la diferencia entre una y otra y disfrutándo. Cada piel, como ya es sabido, tiene un aroma peculiar.

Sentir cómo se humedece de placer una hembra, es haber vivido felizmente la lluvia, es haber explorado el complejo universo y hurgado, al mismo tiempo, la  simplicidad de un cabello. Saber que una mujer voluntariamente se deja poseer físicamente sin reparos y ser uno el afortunado que toca y saborea, es algo que las palabras apenas pueden explicar…)

Luego de unos minutos, Gabriela me besó la boca de una manera tan sensual que me erizó el cuerpo; me besó el cuello y los ojos y me abrazó  como si quisiera hacerse una conmigo.

Me miró breve y fijamente a los ojos; en sus pupilas pude ver el deseo y sus perversas y deliciosas intenciones. Entonces bajó hasta ahí, hasta mi centro, y jugó con él, con las manos y la boca; su mirada deliciosamente concupiscente en ocasiones se cruzaba con la mía y parecía que mil palabras de amor en silencio se cruzaban entre nosotros, las palabras se elevaban sigzagueantes y explotaban en mil colores sobre nuestra cama.

Me besó ahí con su lengua y sus labios, con la líbido encendida; me acarició y lamió como sólo sabe hacerlo una verdadera mujer…   No tuve más remedio que alcanzar la cima dentro de su boca. Sentí como se descargaba toda la tensión acumulada y en mi cerebro hubo un goce tan largo como inusual. ¡Y ella lo disfrutó como yo nunca lo había visto antes!:  se tragó mi líquido placer y luego me puso ahí, con ternura, su mejilla, y me sonrió con la mirada de Eros…  había en sus ojos  como una necesidad de que eso no acabara, como si me pidiera que lo repitiéramos una y otra vez; parecía una esplendorosa y exuberante diosa poseída por la lujuria…      Era bella y femenina y yo la amaba…

A mi manera…

Texto y fotografía:

Óscar Perdomo León

Dibujo de la portada del libro: María Gracia Araujo Romagoza.
Texto extraído de DIARIO PROHIBIDO (Spanish Edition): Óscar Perdomo León: Amazon.com: Kindle Store

ACROSS THE UNIVERSE. Una película de Julie Taymor

Gracias a mi hermana Wendy, tuve hace poco la oportunidad de mirar la película «Across the universe» (2007), un musical escrito por Dick Clement e Ian La Frenais y dirigido por Julie Taymor, quien ha ganado ya en dos ocasiones el Tony y ha sido nominada al Oscar.

Lo primero que tendría que decir es que el largometraje es toda una alegoría, empezando por el nombre mismo del film, que es el de una canción de Lennon que se encuentra en el álbum «Let it be», así como el nombre de los personajes o algunas de las frases de los diálogos de los personajes, son símbolos de canciones de Los Beatles y también un homenaje de la época y de los artistas de los ´60.

Los que vean este largo disfrutarán de muchas cosas: como del amor platónico y lésbico de Prudence (mientras canta «I want to hold your hand», del álbum «Meet the Beatles!»); el logo de la discográfica de Sadie, diseñada por Jude, que es una fresa (mientras suena  al fondo la canción Strawberry fields forever) en tanto el logo de Los Beatles era una manzana; el poster de Brigitte Bardot en la habitación donde cantan «With a Little help from my friends», del álbum «Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band»; escuchar Let it be (del álbum del mismo nombre) en una escena de un funeral, con un estilo un poco góspel, un poco soul, es una verdadera maravilla; descubrirán que la madre de Jude se llama Martha (como la canción «Martha my dear», del «White Album») o su ex novia se llama Molly (como la chica de la que habla McCartney en «Ob-La-Di, Ob-La-Da»), etc.

Lo segundo que tendría que decir (y de una manera casi obligatoria) es que no me canso nunca de escuchar la música de los Cuatro Fabulosos de Liverpool, por lo que encontrar un musical de este tipo me vino como anillo al dedo. Y bueno, son aproximadamente 32 canciones de Los Beatles que se cantan y tocan con nuevas versiones. Pero no sólo en lo auditivo es una delicia esta película, también en lo visual nos ofrece mucho. La fotografía, para mi gusto, es muy buena. Además, en ciertas partes los trucos visuales están muy bien hechos. Y no puedo dejar de mencionar que la película está muy bien dirigida.

El inicio es atrayente: Jude (Jim Sturgess), sentado sobre la playa, canta un fragmento de «Girl» (del álbum «Rubber soul» ); con un arreglo lento y orquestado y con una voz bastante agradable, se nos hace ver de entrada que es un musical al cual estamos ingresando.

Todo inicia con salida de Jude de su natal Inglaterra hacia Estados Unidos, en busca de su desaparecido padre. Al llegar allá conoce a Lucy (Evan Rachel Wood), de quien se enamora. Y en medio de los disturbios y protestas antibélicas de los años ´60, van conociendo a otros personajes que cantan, como Maxwell “Max” (Joe Anderson), Sadie (Dana Fuchs), Jojo (Martin Luther McCoy y quien inevitablemente nos recuerda con su aspecto y su guitarra a Jimi Hendrix) y Prudence (Teresa Victoria Carpio).

Es interesante también encontrarse entre los personajes de la historia a actores y cantantes conocidos como Joe Cocker, Bono y Salma Hayek, entre otros.

Me gustó la forma en cómo se estableció de entrada la procedencia social y el país de origen de los dos principales personajes, con el fondo de la canción «Hold me tight» (del álbum «With The Beatles»). Aparece ella cantando y bailando en un salón muy elegante y lo contraponen con Jude bailando en el ahora famoso club nocturno «La Caverna».

Otra cosa interesante de la película son sus pocas pero muy originales coreografías, como la que se ve en la canción «Come together», del álbum «Abbey road» (cantada magistralmente por Joe Cocker y haciendo tres papeles, el de un vagabundo, un proxeneta y un hippie) o la que se ve en «I want you», del mismo álbum.

El final no podía ser mejor: cantando en la azotea de un edificio, como en el concierto final de Los Beatles en el techo del Abbey road.

Ver y escuchar esta película es muy recomendable. He aquí el avance de la película:

Across The Universe – Trailer

He aquí un fragmento de la película:

Across the Universe – Happiness is a Warm Gun

Texto:

Óscar Perdomo León