FANTASÍA BEATRIZIANA 21. Video

 

El pasado 07 de noviembre, mi hija Beatriz Andrea Perdomo Pacas, estaría cumpliendo 21 años de edad.

Escribí la música y letra de «Fantasía Beatriziana» en el año 2014 e hice esta grabación casera, sin metrónomo. Los sonidos los grabé con una cámara de video y luego extraje los sonidos del video y los procesé con Adobe Audition 3.0 Usé también una pedalera de guitarra eléctrica.

En el video yo le estaba dando a Beatriz unas clases de manejo (y luego de eso recibió también clases en una escuela y sacó su licencia).

También hay unos fragmentos de un cortometraje de allá por el año 2006, llamado «La casa de Beatriz» (con un argumento ideado por los mismos tres niños que actúan en él), y del corto «Mi hermana», en donde Beatriz tenía 8 años de edad.

*
Música y letra:
Óscar Perdomo León.

Órgano y guitarra eléctrica:
Jonathan Cruz Salmerón.

Guitarra acústica, guitarra eléctrica (solo final), bajo eléctrico y voces:
Óscar Perdomo León.
*

***

SUEÑA LA BEA. Seis poetas

Esta semana les comparto el libro «SUEÑA LA BEA. Seis poetas», una recopilación de poemas dedicados a mi hija Beatriz Andrea.

NOTA: Para leerlo, les recomiendo que lo pongan el libro en pantalla completa.

***

ME SEGUÍS DOLIENDO. Canción

Me seguís doliendo, sincera, triste y nostálgica, es una canción original de este servidor de ustedes e interpretada, de una manera magnífica, por la voz de Mily Echeverría. Los arreglos de Arecio de León son exquisitos.

Sólo se entiende que escribí esta canción pensando en mi hija Beatriz, si se ve el video. Pero si la escuchan con los ojos cerrados, se darán cuenta que es una letra abierta, en donde la pérdida de un familiar puede referirse aquí a un padre, un tío, un hermano, una hija, etc.

Espero que la disfruten.

ME SEGUÍS DOLIENDO

Canta: MILY ECHEVERRÍA.

Arreglos musicales: ARECIO DE LEÓN.

Música y letra: ÓSCAR PERDOMO LEÓN.

*

Guitarras acústicas y teclados: ARECIO DE LEÓN.

Bajo eléctrico: ÓSCAR PERDOMO LEÓN.

* Sigue leyendo “ME SEGUÍS DOLIENDO. Canción”

MI DOLOR. Poema de Giselle Duchesne

Atiquizaya 27 y 28 junio 2015 IMG_6683
Esta semana presento en mi blog un poema de Giselle Duchesne.

Poema dedicado a la niña Beatriz Andrea Perdomo Pacas, quien partió muy temprano, pero su espíritu quedará para siempre.

 

“Mi dolor tiene cara de rosa,
de primavera personal que ha venido cantando.”
Roque Dalton

MI DOLOR

Mi dolor es un pozo mudo

Mi dolor es la alegría hecha escombros
una niña angustiada mirándome
un globo de helio alejándose
como peces en el mar sin fondo
escamas en el alma

Mi dolor es como una ola desgarrada en el mar rocoso
la rosa desangrada
espinas que me desvelan

Oh mi dolor es un muro de hiedras
un bosque lluvioso
una luciérnaga viajando
emigrando
como un capullo encendido
en la multitud

Mi dolor resplandece

*

Escrito por Giselle Duchesne.

Giselle Duchesne.

Giselle Duchesne, nació en Puerto Rico y vivió unos años en Canadá. Estudió en la Universidad de Puerto Rico. Hace 27 años que vive en Estados Unidos con su familia, en Washington, distrito de Columbia.

***

ME ACERCO A VOS. Poema

Beatriz Andrea Perdomo Pacas 1

ME ACERCO A VOS

 

I

Tendré que hablarte
con palabras que no sé cómo usar,
con el lenguaje de las musas y la trova,
con el idioma de las alas
y los cantos,
cubierto con la espuma de los mares
y bajo un manto

beatriciano y lírico,

entonces tal vez
alcancés a escuchar mi voz quebrada,
mi voz que es una lágrima rota
rodando en aquella mañana amarga en Máxima Urgencia
en que tomé tu mano
(que me hablaba de mil cosas ininteligibles)
y vi por última vez

tus ojos
abiertos y conscientes.

Me acerco a vos,
contradictorio y triste,
bajo la sombra
de este que soy,
este otro que soy y que no era antes

de tu partida.

Me acerco a tu recuerdo
y te hablo,
aun cuando estoy al tanto
de que este diálogo con vos
no es más que
un aciago soliloquio.

Pero me acerco a tu oído
de poeta,
a tu sonrisa sincera,
a tus selfies de soñadora,
para decirte
¡cuánto te extraño!

 

II

¿Tenías que irte tan pronto?
No fue por tu voluntad, sin duda.

La naturaleza terrible
(y absurda ante mis ojos de padre)
esa mano implacable e indiferente
a nuestros deseos,
y que está
más allá del bien y el mal,
te arrancó sin piedad
el último aliento.

Y después de eso,
como un buitre negro
agitando sus alas,
una sombra vino a posarse
sobre mis ojos.

Mas en lugar de maldecir
tu prematuro viaje hacia la Nada,
agradezco el privilegio
de haber navegado en el mar
de tu sonrisa,
reconozco agradecido el haber sido testigo
de tu voz inteligente,
doy gracias por haber escuchado el rumor
de tu mirada incisiva,
esa que leía y descubría
a las personas tras sus máscaras,
esa mirada beatle
que todo lo entendía.

No me despido de vos
con un «para siempre»,
porque tengo la esperanza certera
de que vendrás a visitarme
un día de estos,
cuando yo,
venciendo al necio insomnio,
cierre mis ojos en la noche.

Y te veré.
Te abrazaré y te besaré la frente.

Estoy seguro,
hija linda,
de que te encontraré a vos,
más temprano que tarde,
bella y luminosa,
en un misterioso sueño.

 

*

Escrito por

Óscar Perdomo León.

Beatriz Andrea Perdomo Pacas 3

*

***

VIDEO-HOMENAJE PARA BEATRIZ ANDREA

HOMENAJE A BEATRIZ ANDREA PERDOMO PACAS
(07 de nov. 1998 – 03 oct. 2019)

❤️

Cuando nos fuimos a la playa de San Diego a filmar las tomas para el video oficial de la canción Álgido, de eso hace ya un año, Beatriz nos acompañó. Y recuerdo que anduvo bien contenta.

ÁLGIDO.
Escribí la música y la letra de la canción Álgido hace un año, más o menos. Fue grabada por la voz de Mily Echeverria.

La canción, de principio a fin, la hice para Beatriz.

El tributo audiovisual que verán a continuación en honor a mi hija incluye la susodicha canción, y ha sido preparado gracias a Laura María Perdomo Pacas, quien me ayudó en la edición de este video, también es gracias a las amigas de Beatriz y a Jose Enrique Rosales, quienes recolectaron y nos compartieron algunas de la fotos que aparecen aquí.

***

LA POESÍA ESTABA EN BEATRIZ ANDREA

El poema que les presentaré esta semana está lleno de belleza literaria y de un contenido profundo y meditativo, escrito por la mismísima Beatriz, y el cual me proporcionó su novio hace apenas unos días, mientras ella aún estaba viva e inconsciente en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Esta publicación es, pues, un homenaje póstumo y poético a mi hija Beatriz Andrea Perdomo Pacas, quien falleció a la edad de 20 años el 03 de octubre de 2019.

Yo no sabía que Beatriz escribiera poesía. Me sentí asombrado y conmovido al enterarme. Ella era bastante reservada.  La poesía en general tiene la característica de ser íntima y de desnudar el corazón de quien la escribe. Pero el contenido del poema, aunque es íntimo, también toca una fibra universal.

El mensaje en el poema de mi hija es poderoso y es hermoso porque en ningún momento se pone ella en la posición de víctima, por el contrario, enfrenta los hechos y una luminosa empatía abre vuelo en sus palabras: la preocupación de ella es acerca del probable sufrimiento de la persona que quedaría viva y hay un comunicado destinado a reconfortarnos.  En este poema hay palabras de valentía. En verdad su mensaje es de amor cristalino.

Es bien probable que este poema mi hija aún lo estuviera trabajando, puliéndolo:  El poema no tiene título y al parecer le falta una estrofa o una idea de inicio, porque lo que leerán a continuación empieza con un “pero”.

Sospecho que no sea este poema el único que ella haya escrito.

Para efectos de identificación, yo me tomaré la libertad de titularlo «Caducidad».

NOTA. Este poema lo publiqué en mi muro de Facebook antes que en mi blog y fue compartido numerosas veces y hubo una gran cantidad de comentarios. Aunque no podré incluir todos esos comentarios, colocaré al menos algunos.

Óscar Perdomo León

*

CADUCIDAD

(Escrito por Beatriz Andrea Perdomo Pacas)

 

Pero algo que nunca tenemos que olvidar

es que tenemos fecha de caducidad.

 

Pronto,

nuestra fina tela comenzará a desgarrarse.

La llaga no se hará de manera abrupta,

sino poco a poco,

célula por célula,

rompiendo pacientemente cada ligamento.

 

Y cuando todo esto pase,

prometeme que no vas a tener miedo;

prometeme que vas a cerrar los ojos

y vas a inundar mis labios con los tuyos

como una ola en marea baja;

prometeme que vas a dejar que la luz de la luna

dance sobre nuestros cuerpos;

prometeme que,

a pesar de todo,

no vas a convertir en papel maché

nuestros recuerdos;

y lo más importante,

prometeme que vas a dejar que todo siga su curso.

 

Paciencia, amor, paciencia.

 

Y calma, mucha calma.

 

Pero mientras este estruendo llega,

dejate embriagar con mi sangre,

disfrutá,

vení,

cobijate conmigo,

que nos quedan bastantes granos de arena más.

*

* Sigue leyendo “LA POESÍA ESTABA EN BEATRIZ ANDREA”

POEMAS DEDICADOS A BEATRIZ ANDREA

Este martes mi publicación les trae tres trabajos poéticos dedicados a mi hija Beatriz Andrea Perdomo Pacas.

Los poetas son los siguientes: Flavio MenjívarHenry Leonel Perdomo Escobar y Ana Mercedes Miranda Morán. Mis agradecimientos más sinceros para todos ellos.

Óscar Perdomo León

*

Flavio Menjívar y Beatriz Perdomo Pacas

MINIPOEMARIO PARA BEATRIZ

Flavio Menjívar. Sigue leyendo “POEMAS DEDICADOS A BEATRIZ ANDREA”

MI LINDA BEATRIZ

FB_IMG_1569903403058

Esta fotografía, en donde estoy con mi hija Beatriz, es una de mis favoritas. Aquí ella era una pequeña niña, pero recuerdo que siempre fue muy adelantada intelectualmente para su edad.

Todos tendremos un final algún día. Y Beatriz Andrea Perdomo Pacas se nos ha ido prematuramente a la edad de 20 años. ¡Se me murió mi niña!

Durante su vida nos hizo muy felices con su amor, su sagacidad, sus charlas inteligentes, y sus ocurrencias inesperadas y graciosas.♥️

Acepto su partida inevitable, irreversible, pero -¡puta mierda!- cómo duele esto.

Alguien dijo por ahí que no existe el infierno y estoy de acuerdo con esa persona, no existe ni el cielo ni el infierno. Pero este dolor que tengo en mi corazón y en mi mente es verdaderamente un infierno.

Bea querida:
Me consuela saber que ya no estás sufriendo. Siempre estarás en mi corazón y en mis recuerdos, hija linda.

Óscar Perdomo León