CAMBIOS DE FONDO Y NO DE FORMA


Nosotros, que trabajamos voluntariamente –donando nuestro tiempo y algunas veces hasta nuestro dinero- en la campaña política recién pasada, lo hicimos con la esperanza de que en nuestro país naciera realmente un cambio. Si apoyamos la candidatura de Mauricio Funes y del FMLN fue porque creímos que a través de ellos se establecería un rumbo diferente y mejor para nuestro El Salvador.

¿Por qué apoyamos a Mauricio Funes en aquellos días? Bueno, Mauricio había demostrado, durante todo el tiempo que trabajó como periodista, una insobornable actitud de búsqueda de la verdad y de denuncia de las injusticias provocadas por la derecha.

¿Por qué apoyábamos al FMLN? Bueno, en el caso del FMLN podríamos decir que este partido político venía cargando sobre sus hombros una larga tradición de lucha del pueblo salvadoreño. Sus años de lucha guerrillera durante la guerra civil, en donde demostró disciplina, valentía, creatividad y donde ofrendaron su sangre muchos de los mejores hombres y mujeres de este país, en búsqueda de un país más justo, es una etapa inolvidable y admirable.

Sabemos que el tiempo que ha pasado desde que Mauricio Funes y el FMLN tomaron el poder es muy poco para que puedan resolver los graves problemas heredados por la derecha, desde el siglo XIX en que de una manera renca y vergonzosa nos convertimos en nación. Un país que desde sus inicios no buscó que todos sus habitantes tuvieran el derecho a la libertad de expresión, a la educación, a la salud y a la riqueza de esta tierra, es un país que estaba condenado a vivir en el “tercer mundo”.

¿Qué los políticos de la derecha se autodenominen patriotas, nacionalistas y demócratas? Por favor, si ese es un chiste que alguien nos haga cosquillas. La derecha de nuestro país siempre ha sido un grupo egoísta que ha vendido nuestra soberanía a los capitales extranjeros como la más fácil de las prostitutas. Por lo tanto, en la derecha no hemos tenido, no tenemos, ni vamos a tener nunca esperanzas.

En la izquierda sí. Pero necesitamos ver acciones ejemplares para los grandes corruptos, porque si no se castigan a éstos, estamos seguros que algunos de los políticos de izquierda llevarán el mismo rumbo de suciedad y corrupción que tuvieron el PCN, el PDC y ARENA cuando estuvieron en el poder.

Mauricio Funes y FMLN, nos parece muy bien lo siguiente:

a)los uniformes que se entregarán a los estudiantes, b)que se esté implementando la austeridad en el gobierno, c)la extensión del programa de alimentos a los estudiantes del área urbana, d)la entrega de títulos de propiedad, e)que se le dé prioridad al proyecto de construcción del nuevo Hospital de Maternidad, f)que se haya dado inicio a la devolución de la renta (aun con los problemas económicos con que encontraron las arcas del gobierno), g)el pago de deuda de más de tres millones de dólares que el antiguo Ministro de Salud arenero debía en concepto de vacunas a los proveedores, h)el incentivo de $ 6.oo para alimentación de los miembros de la PNC, i)la prolongación del derecho de seguro social por seis meses para los despedidos, j)el reestablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba.

Todas esas medidas y cambios, aunque muy buenos, no son de fondo.

Este es el momento para que Mauricio Funes y el FMLN se amarren bien los pantalones, como siempre los han tenido, y que el pueblo sienta la diferencia entre un gobierno de izquierda y uno de derecha. ¿Cómo hacer esto? He aquí algunos puntos:

1-Esta es la hora de que escuchen a los ambientalistas. Sin agua y sin recursos naturales El Salvador no tiene ningún futuro viable.

2-Este es el momento para que formen una comisión –una verdadera comisión- que investigue los casos de corrupción y que a los corruptos, que tanto daño le han causado a nuestro país, se les aplique la ley. No tengan miedo de hacerlo, porque el pueblo salvadoreño, que está sediento de justicia, los apoyará incondicionalmente si deciden de una vez y por todas enmendar el gran daño que esta práctica malsana le ha hecho a nuestro pueblo. Y con pruebas en mano, que Mauricio Funes haga saber en cadena nacional los nombres de los grandes ladrones de El Salvador, esos mismos que se jactan de ser honorables.

3-Deben cambiarse los programas de educación básica y cambiar también los métodos de enseñanza tradicionales que sólo han llevado a gran parte de nuestro pueblo a conseguir más ignorancia. Estamos seguros que hay países que nos pueden ayudar con sus experiencias y con recursos humanos, aprovechémoslos. Enseñar la verdadera Historia de El Salvador, es una materia pendiente al igual que la educación constante de los maestros.

4-Tenemos que decir que esta es la hora de alcanzar la verdadera soberanía nacional y esta pasa inevitablemente con desobedecer las órdenes del gobierno de Los Estados Unidos; no estamos diciendo que rompamos relaciones diplomáticas con el gobierno del norte, sino que les dejemos claro que quien manda en estas tierras, de ahora en adelante, es el poder popular. No tengan miedo de hacer eso tampoco, hay muchas otras economías fuertes en el mundo que nos podrían apoyar para fortalecer nuestra economía.

5-Deben hacerse los cambios estructurales económicos y sociales que son la base de la pobreza y de la violencia en nuestro país. Esa estructura injusta es la que excluye a los pobres y origina esa masa de jóvenes sin futuro, que es caldo de cultivo de pandilleros.

6-Y finalmente, no dejen de mirar y escuchar a los más desprotegidos de El Salvador. Mézclense con el pueblo, porque de ahí provienen ustedes y de este pueblo aprenderán mucho de cómo deberán gobernar.

Si no proceden correctamente y si en vez de eso hacen un gobierno que le siga el juego a la derecha, no nos cabe la menor duda que el FMLN sólo estará en el poder cinco años y entonces el sacrificio de tantos corazones nobles que durante tantos años buscaron justicia habrá sido en vano. Sabemos que toda trasformación de fondo y no de forma tarda y que ARENA ha sujetado fuertemente las manos del Presidente con mil y una artimañas.

Mauricio Funes y el FMLN tienen nuestro apoyo; pero también nuestro apoyo siempre será para las cosas justas que beneficien a nuestro pueblo.

Texto:

Óscar Perdomo León

y Érika Mariana Valencia-Perdomo

Fotografías:

Óscar Perdomo León

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s