PROFUNDAMENTE


PROFUNDAMENTE. Óscar Perdomo León

María vio en el horizonte
el sol rojo
que se hundía.

Observó
cómo la luna
se ocultaba
tras las nubes.

María sufrió en silencio
el repudio de su amante:
la indicación
de que el amor
era una cosa rara de encontrar.

Comprendió entonces el rechazo
de sus amigas:
rotunda señal de que un ciclo
había terminado.

Abrió los ojos
y se dio cuenta
que todo era verdad.

.
Por primera vez
había estado,
sincera
y profundamente,
mirando
dentro de su pecho.

***
Escrito por
Óscar Perdomo León
***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s