TUS OJOS


 

Veo tus ojos y me doy cuenta que son dos lagos oscuros

en los que podría ahogarme

o descubrir tesoros ocultos.

 

A veces quisiera mirar a través de ellos

y gritar en silencio

en el burbujeo de mi cabeza

los descubrimientos que hallaría en la intimidad

de su verdad.

Sin embargo, mis anhelos se marchitan

ante tu visual escrutinio.

 

Y al no poder radiografiarte,

me voy caminando,

enamorado de la noche,

muy despierto y lleno de tu energía,

buscando siempre donde amanecer.

 

Soy muy vulnerable a tus abrazos,

vos lo sabés.

He cometido muchos errores;

pero cuando llegue mi último respiro

ojalá que logre experimentar

la misma sensación

de cuando me estrechás en tus brazos.

Cuando llegue mi último aliento

espero sentirme

sin remordimientos,

como cuando estoy a tu lado.

 

 

Camino con mi dedos

sobre tu piel

y cuando al fin regreso

de tu mirada

a la cruda realidad  del país de la violencia,

de esta mi patria,

la de la mueca bucólica,

a veces me entran unas grandes ganas de ser el niño que fui

con las ideas del viejo que seré.

 

Pero sólo soy

lo que soy.

Y nada más.

 

Y en la lejanía todos creen conocerme.

Quizás porque soy transparente.

Mas sepan todos

que hasta los cristalinos

tenemos nuestros secretos.

 

Porque la realidad es que

mi lado más lóbrego

o mi costado más rozagante,

sólo los conoce

la sagaz

mirada

de tus estanques apacibles.

 

***

Escrito por

Óscar Perdomo León.

***

Fotografía gracias a C.R.

***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.