CORTOMETRAJE


Ixora

Yo estuve con vos en una inmensa y peligrosa selva. Los rumores lejanos, el viento húmedo y fresco, el atardecer doloroso en el cielo, como una gigante y sensible acuarela, los olores diversos impregnando nuestros cuerpos y un claro satélite esférico como un gran ojo celeste atisbando nuestros movimientos, eran una increíble película de aventuras  y de amor.

Corríamos descalzos invadiendo rincones florecidos. Observábamos arañas exóticas, tigres acechando en la espesura, aves extrañas y sin embargo hermanas de nuestros corazones. Pero tus ojos maravillados eran una colosal multiplicación de la selva: en ellos viajaban el asombro, la belleza y la energía.

Suspiré, me acerqué a tu oído y dije: tus manos están hechas para sostener las rosas rojas y amarillas, las salvajes ixoras o el amor abriéndose como un tierno capullo.

Entonces te volviste y miraste fijamente mi rostro. Abrí mis ojos y, sorprendido, me di cuenta que no estaban a mi alrededor ni vos ni la selva. No había nada. Sólo la oscuridad y mis latidos.

*

Escrito por

Óscar Perdomo León.

***

NOTA. Este texto lo escribí hace 33 años.

***

2 respuestas a “CORTOMETRAJE

  1. Hermoso. Caramba, compañero, deseo de veras que desde entonces encontraras como regresar, al menos de vez en cuando, a esa selva de sentimientos primigenios; ojalá todos lo hiciéramos. Muchas gracias y un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.