KÉRRIDAT. (Capítulo IX)


mujer-alado

-Quiero que vayan ustedes dos a ese lejano planeta y lo investiguen. Ya hace un par de cientos de años que hemos detectado que una civilización ha empezado a desarrollarse allí  –dijo una especie de hombre, con una voz masculina y profunda, y en un idioma complejo y sublime.

Era un ser alto, oscuro de la piel y con un par de grandes alas negras. Tenía en la mirada y en la voz una fuerza de mando y dignidad que los otros dos seres que lo acompañaban parecían respetar.

-¿Durante cuánto tiempo deberíamos estar allá? –dijo una voz femenina.

Era una figura de mujer, alta, con fisonomía suave, con dos pechos erectos y bien formados. Su piel y sus alas eran blancas, casi impolutas.

-Diez o quince siglos. El tiempo que sea necesario –le respondió el ser de piel oscura.

Y después, el ente alto y oscuro, dirigiendo su mirada al tercero, le dijo:

-Serás el responsable de la misión, Kérridat.

Kérridat asintió al negro ser alado, con respeto. Luego miró complacido a su compañera con una sonrisa.                

 

     FIN

Escrito por:

Érika Valencia-Perdomo

y Óscar Perdomo León

***

Nota: aquí termina la historia “María puede volar”, formada por nueve capítulos. Muchas gracias a todos los que nos siguieron y leyeron cada martes que publicábamos un capítulo.

Fotografía extraída del blog vivicervera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s