EDUCACIÓN, RELIGIÓN Y LAICISMO EN EL SALVADOR


Iglesia de Ahuachapán

La educación es uno de los instrumentos más valiosos para el desarrollo y la convivencia en la sociedad. Los otros instrumentos importantes son el respeto, hacia uno mismo y hacia los demás; la libertad de expresión, en todas sus formas; y la justicia social.

Nos centraremos aquí especialmente en la educación.

Es trascendental que se recuerde que la educación que se imparta en las escuelas públicas y privadas de corte laico, debe llevar el importante componente científico y crítico. Y un punto muy relevante en la educación es que ésta debe ser completamente laica.

¿Qué es el laicismo? Es una corriente del pensamiento que defiende la independencia de la sociedad y del Estado de toda influencia religiosa.

Sin embargo, en El Salvador, en pleno siglo XXI, algunas instituciones educativas públicas y privadas laicas, están “evangelizando” a sus alumnos, es decir, tratando de reclutarlos en alguna religión. Y las escuelas y los colegios no deberían usarse para ese fin, si no que deberían ser santuarios de la ciencia. Religión y ciencia difícilmente pueden ir de la mano.

Veamos porque la religión y la ciencia se contradicen en esencia entre ellas.

La ciencia se basa en lo que se conoce como método científico, el cual tiene ciertos principios que deben cumplirse, con el objeto de alcanzar la verdad; entre estos principios podemos mencionar la observación sistemática, la medición, la experimentación, la formulación, el análisis y la modificación de las hipótesis.

Es importante también que un experimento tenga la capacidad de reproducibilidad y de refutabilidad, es decir, que pueda repetirse, pero también que se pueda, con bases científicas, contradecir. En otras palabras, la ciencia se basa en evidencias.

¿Por qué es importante el método científico? Bueno, este método es el que ha hecho avanzar en el conocimiento y la tecnología a las sociedades.

Veamos ahora la religión.

La religión se basa en lo que se conoce como pensamiento mágico-religioso, un pensamiento muy ligado a las supersticiones, y que es el que mantuvo en el oscurantismo a la humanidad por muchos años. Este pensamiento es el que daba, por ejemplo, explicaciones sobrenaturales de las enfermedades cuando no se conocían los virus, las bacterias, etc. Es decir, que el pensamiento mágico-religioso no se basa para nada en pruebas o evidencias. Este pensamiento es totalmente lo opuesto al pensamiento lógico.

El que alguien sea de la religión cristiana, de la del islam o del hinduismo, por mencionar algunas, es sólo un accidente geográfico. Seguramente que si los que ahora son cristianos en El Salvador hubieran nacido en la India o en Nepal, ahora mismo seguramente serían hinduistas; o si hubieran nacido en Irán o en Siria, entonces abrazarían la doctrina musulmana.

A pesar que las religiones desvían de las evidencias a las personas, es decir, de la verdad, todavía habrá alguien que se pregunte: ¿son buenas las religiones? Bueno, para responder esta pregunta vayámonos a los hechos.

Si nos vamos a los antecedentes históricos de las religiones y a su historia contemporánea, encontraremos cosas tan crueles, primitivas e injustas como la aceptación de la esclavitud, las lapidaciones por adulterio, los matrimonios arreglados con niñas menores de edad (como lo hacen todavía en varios países musulmanes), los genocidios étnicos, raciales y/o religiosos, la misoginia generalizada, los sacrificios humanos, los ataques suicidas, el abuso de menores por parte de sacerdotes (abuso protegido y ocultado por los sucesivos Papas), las Cruzadas (que abarcaron casi doscientos años y que arrasaron pueblos enteros), la Santa Inquisición (que torturó y quemó viva a tanta gente, acusándola de brujería, apostasía o inclusive de las cosas más triviales), el impedir que a un familiar que se desangra se le transfunda sangre “porque es pecado”…

Lógica religiosa

La religión cristiana (sea ésta católica o protestante) niega los derechos humanos a los homosexuales, está en contra de la investigación de las células madre, arremete en contra del uso del preservativo en las relaciones sexuales (que puede prevenir muchas enfermedades, como el SIDA) e incita al no uso de los anticonceptivos, que podrían evitar tantos nacimientos no deseados.

En el artículo 53 de la Constitución de la República de El Salvador se establece que: «El Estado propiciará la investigación y el quehacer científico.» Bueno, como ya es usual, cumplir con la Constitución es lo que menos ha interesado en el transcurso del tiempo a nuestros gobiernos.

Ciencia y religión

No me opongo en absoluto a que cualquier ciudadano con la libertad de su consciencia elija creer y profesar alguna religión. Es un derecho del ciudadano tener o no tener una religión. Es un derecho también creer o no creer en un dios.

Pero la creencia en un ser mítico debe ser enseñada, si así se quiere, en la familia o en las iglesias; pero no en las escuelas ni en los colegios laicos.

Escrito por

Óscar Perdomo León

***

Postdata. Los invito a ver este video de una entrevista muy interesante que se le hizo al director de cine, productor, guionista y actor canadiense David Cronenberg, en donde habla sobre su perspectiva de la religión.

Para quien no pueda hacer correr el video aquí en mi blog, puede dar un clic en el siguiente enlace David Cronenberg habla sobre su perspectiva de la religión.

***

Artículo relacionado: “DIOS ES UN CONCEPTO CON EL CUAL MEDIMOS NUESTRO DOLOR”. Fanatismo religioso.

***

Fotografía de la iglesia de Ahuachapán tomada por Óscar Perdomo León.

4 thoughts on “EDUCACIÓN, RELIGIÓN Y LAICISMO EN EL SALVADOR

  1. Jesús Portillo 19 octubre, 2016 / 3:26 am

    Dios, no es enemigo de la ciencia pues Él la permite, el hombre no ha creado nada, solo ha utilizado lo que ya Dios ha creado.
    Respeto su opinión, no la comparto, pues me basta ver a mi alrededor y darme cuenta de las maravillas que Dios ha creado.
    Si usted, caballero, se toma el tiempo para criticarlo, es que reconoce su importancia y su grandeza.
    Yo no le invito a ninguna religión, lo invito si, a una relación personal suya con el único Dios, creador del cielo y la tierra.
    Estará usted en nuestras oraciones.

    Me gusta

    • Óscar Perdomo León 19 octubre, 2016 / 8:46 pm

      Yo lo respeto a usted, Jesús Portillo, y a su opinión; pero eso no me impide criticar a la religión y con las mejores intenciones. Y si la critico no es porque yo reconozca “su importancia y grandeza”, si no todo lo contrario; reconozco en la religión un mal social. La religión ha sido históricamente enemiga de la ciencia. La religión pide fe. Y la ciencia pide por el contrario pruebas. Son dos polos opuestos. A través del tiempo la religión se ha opuesto a cualquier avance científico. En la era medieval, por ejemplo, los religiosos quemaron vivas mujeres pensadoras, acusándolas de brujas. Y también la religión asesinó brutalmente a muchos científicos. Le agradezco que ore por mí, porque orar y rezar son buenas intenciones (en la mayoría de veces). Muchas gracias. Y gracias también por visitar mi blog y dejar su opinión.

      Me gusta

  2. Óscar Perdomo León 19 octubre, 2016 / 9:04 pm

    Una aclaración, estimado lector Jesús Portillo. A las personas siempre hay que respetarlas; pero a las ideas siempre se las puede poner en tela de juicio. Criticar, dudar de una idea que no nos parece correcta, es lo más sano que podemos hacer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s