UN PÁJARO


Collage UN PÁJARO

Él sintió que los años

se habían ido en un respiro.

.

¡Tantos cosas,

tantos pequeños detalles!

.

Se dio cuenta que había perdido

los ojos más bellos, pero también los más crueles;

los labios más dulces, pero también los más ficticios;

el diamante inverosímil,

la joya más preciosa.

.

(Así son las diosas:

altivas y celosas,

bondadosas y sanguinarias,

llenas de amor,

pero también de rencores,

sin piedad

desde la médula…)

.

Y miró él

otra vez los años idos.

Todas las risas, los abrazos, las tiernas miradas, la lujuria compartida…

Todos esos años arrancados de un tirón y lanzados al olvido.

Todo el dolor cubriendo la alegría como una penumbra mordaz y terrible.

.

Un eco sonaba en su cabeza:

«Los años idos, los años idos…»

.

De pronto un pájaro cantó en la lejanía

y algo despertó dentro de sí

como una secular

epifanía.

.

Los años habían pasado, sí, pero comprendió que la vida

aún latía,

débil y golpeada, es cierto,

pero aún hervía,

con una ferocidad

y una nobleza

admirables,

en lo más recóndito

(y brillante)

del corazón.

.

Aspiró profundo,

levantó la mirada

y el horizonte

se abrió

prodigioso.

***

Escrito por

Óscar Perdomo León

***

Fotografías cortesía de H. H. B.

***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s