PALCO PRIVILEGIADO


Collage L y B

Sentado en un rincón de la vida,

en un lujoso palco privilegiado,

acompañado por el silencio, la mirada crítica

y el corazón abierto al universo,

miré a mi familia, a los amigos y a los amores

pasar,

como en un desfile cristalino.

¡Cuánto me regocijé!

 

Para mirar bien,

tuve que cerrar los ojos

y abrir los sentidos del cariño y la lógica.

Ambos colisionaron inevitablemente

pero sin causarse daño entre ellos:

el equilibrio y la comprensión los protegían.

 

Y en la avenida de la realidad soñada

cruzaron la féminas, con sensuales pasos firmes,

bellas, deseables y caprichosas…

¿A cuántas mujeres he amado de verdad?

Me sobran dedos de la mano. Y sin embargo muchas ramas

del árbol de mi corazón, están llenas de nidos

de encanto y de lujuria,

de labios rojos y vanidosas miradas.

Mas sólo tres muchachas

lograron detener mi respiración.

 

Vi también a mis hermanos y a mi madre. Eran como células,

corriendo y girando en mi sangre:

siempre presentes,

siempre oportunas.

 

Mi padre, que había fallecido prematuramente,

navegó vívidamente sin embargo

ese día, frente a mis ojos.

 

Y luego vi dos delfines que flotaban en el aire

y que cambiaban de forma constante;

se convertían en tulipanes y rosas acuáticas:

eran mis dos hijas,

iris de mis ojos.

Retrato en tres colores

***

Escrito por

Óscar Perdomo León

***

Fotografías tomadas por
Óscar Perdomo León

***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s