UN SISTEMA TOTALMENTE COMPLEMENTARIO


Besé sus labios apasionadamente. Y así, sucesivamente, pude sentir su entrega física y psicológica incondicional; sus manos me acariciaban suavemente.

Luego besé su abdomen, mientras mis manos acariciaban suavemente sus pechos. Bajé mi cabeza para mirar su pubis intensamente…

Hay un misterioso y sereno placer en ver cómo la otra persona disfruta verdaderamente. Y es un sistema totalmente complementario:    una persona se entrega  deliberadamente al placer y la otra se llena de determinación para hacerla feliz; y luego los papeles se invierten. A veces las vías corren en ambos sentidos.  Es la naturaleza humana. Es sabiduría.

No hay nada más placentero que caminar besando las colinas y los valles más estrogénicos, sentir el perfume de la piel, no importando el color, la tonalidad, sólo  reconociendo la diferencia entre una y otra y disfrutándolo. Cada piel, como ya es sabido, tiene un aroma peculiar.

Sentir cómo se humedece de placer una hembra, es haber vivido felizmente la lluvia, es haber explorado el complejo universo y hurgado, al mismo tiempo, la  simplicidad de un cabello. Es algo que las palabras apenas pueden explicar.

*

Escrito por

Óscar Perdomo León.

***

2 respuestas a “UN SISTEMA TOTALMENTE COMPLEMENTARIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.