TRISTE


Árbol talado. Fotografía por Óscar Perdomo León

Tengo un llanto atrapado

entre el pecho y la mirada,

un dolor que no puedo liberar.

Y me ahogo y me estremezco

en mi propia sangre

y en mi desgracia.

Un martillo me golpea,

una lanza me atraviesa.

¡Estoy tan triste

y no puedo llorar!

Quisiera que mi cuerpo

se convirtiera en agua salada,

en una lágrima gigante

que se desparramara en una fuente

o en la tierra llana

o sobre la hierba buena de mi patio,

porque estoy seguro que este amor frustrado y encendido

que tengo atrapado entre el pecho y la mirada

tiene el poder

de dar felicidad a otro ser

o de matarme

lentamente…

***

Escrito por

Óscar Perdomo León

***

Fotografía:
Óscar Perdomo León

***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s