CUANDO MORIMOS YA ES DEMASIADO TARDE


Mike and the Mechanics

A veces la rutina o la confianza exagerada hace que a nuestras personas más cercanas no les digamos cuánto las valoramos y cuánto las amamos. ¿Cuánto no daríamos hoy por abrazar y mirar directamente a los ojos a nuestros abuelos, padres o amigos ya fallecidos?

«El tiempo corre, vuela y se nos va», escribí en una canción, convencido de nuestra brevedad en el tiempo. Y el paso del tiempo es verdaderamente implacable.

Hay una canción de los años ´80 que me gusta mucho por su letra y las maravillosas voces que lleva, y que refleja muy bien esto de lo que les hablo. Esa composición se llama «The living years».

***

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.